Manifiesto

Ahora en este jardin, la tarde ha detenido el sonido de los autos, ha detenido las voces, y las siluetas en la calle han quedado inmoviles. Esto es la belleza de ser padre e hijo. Ahora las flores se han quedado absortas tambien ante este momento que, claro, quedará para siempre entre nosotros. Se que el tiempo es una ilusión demasiado humana para recopilar estas sentaciones.

Se que la ligereza de las obligaciones nos rebelan y que la alegría de comprartirnos es más que todo esto. Es algo más que la poesría, es algo más que estas flores, hasta es algo más que esta foto. Es esto. Es tenerte cerca y verte cada día. Es soñarte dormir y soñar. Este sueño, donde los demas pasarán y nos verán, aqui, en esta locura llamada amor.